miércoles, 10 de marzo de 2010

Wikipedia: la enciclopedia que lo sabe todo

.

Desde que apareció en 2001, la llamada "enciclopedia web colaborativa" se convirtió en todo un fenómeno cultural que atrajo a millones de internautas y a las críticas de los puristas enciclopédicos.

Quienes la defienden argumentan que prácticamente todas las preguntas tienen una respuesta en Wikipedia... y de manera gratuita. De eso se encargan los 14 millones de artículos de este icono de la web 2.0 que se ubica entre los diez sitios más visitados de la red, en competencia con gigantes como Google o Facebook.

"Hoy en día tenemos más de 200 idiomas diferentes. Alrededor de 175 idiomas tienen mil artículos, un número pequeño, pero es un proyecto legítimo que va a empezar", cuenta Jimmy Wales, un empresario que de pequeño trabajó como gerente en una tienda de comestibles, separado y padre de una hija, según reza su artículo en Wikipedia.

Uno de los principios fundamentales de este sitio es intentar crear "los mejores artículos en cualquier tema".

"Hasta lo que yo sé, los Beatles tienen un artículo, cada álbum que han producido los Beatles tiene un artículo y cada canción que los Beatles han grabado tiene un artículo separado. Y esto se refiere sólo a la música que me interesa. Si usted busca información sobre juegos de ordenador... todos los juegos tienen un artículo, cada personaje tiene un artículo... Es enorme", explica Einar Kvaran.

Él forma parte de la legión de colaboradores que se esconde tras este océano de categorías, artículos relacionados e hipervínculos. Aunque Kvaran es experto en escultura americana y arte, podría contribuir a enriquecer otros artículos de cualquier temática.

Enciclopedia democrática

Precisamente, ésta es una de las cualidades más valoradas (y también cuestionadas) de Wikipedia: "cualquiera puede editar, cualquiera puede cambiar lo que han escrito otras personas, cualquiera puede ser un administrador", dice Kvaran, lo que ha llevado a muchos hablar de Wikipedia como una enciclopedia democrática o abierta.

Y muchos se han aprovechado de ese acceso al sitio para maquillar los artículos o introducir información errónea de manera deliberada, los que en el argot de la Wikipedia se llaman "vándalos".

Artistas de bajo perfil con aspiraciones de celebridad, profesionales con ganas de inflar su trayectoria y políticos ávidos de carisma han manipulado sus propios artículos para salir mejor parados.

Según el sitio Wikipedia Scanner, que se dedica a rastrear el origen de los artículos en la Wikipedia, también el personal de la CIA, el Vaticano y la BBC, entre otras organizaciones, habrían hecho correcciones a artículos de su interés, lo que a veces ha puesto en duda la objetividad de Wikipedia.

"Uno de los principios más importantes para una enciclopedia es neutralidad. La idea es que Wikipedia no debería adoptar ninguna postura en ningún tema controvertido. Nuestra intención es que el sitio no sea un lugar para comentarios políticos o de persuasión, básicamente suministramos información. Si hay un asunto controvertido, tratamos de informar de manera neutral sobre lo que han dicho organismos importantes y de peso", cuenta Wales.

"Pongamos como ejemplo un tema controvertido como el aborto. Por supuesto, Wikipedia no va a adoptar ninguna postura sobre el aborto, pero va a informar que la posición de la Iglesia católica: que el Papa ha dicho lo siguiente, que los críticos han respondido esto... La idea es que si no conoces el tema y quieres saber lo que dice todo el mundo puedes consultar Wikipedia y conseguir un panorama general", añade.

Precisión

Aunque el compendio Wiki no tiene, según sus propios colaboradores, la intención de contar "con la verdad absoluta", la Wikipedia ha sido comparada incluso con la Enciclopedia Británica en sus niveles de error.

Tras analizar varios artículos científicos en ambas fuentes, la revista académica Nature concluyó hace cinco años que existían pocas diferencias entre ambas en el grado de precisión.

Sin embargo, las críticas persisten y todavía se trata con desdén a la Wikipedia en algunos círculos académicos o redacciones de medios de comunicación.

Ahora, uno de los desafíos de "Jimbo" Wales es conseguir que su enciclopedia se consolide como una fuente de información seria y creíble.

Para ello, y para prevenir nuevos ataques de los "vándalos", Wikipedia cuenta cada vez con más reglas sobre la manera en que los artículos pueden ser editados.

Una burocracia que, según los expertos, podría desanimar a algunos colaboradores entusiastas en el futuro, lo que obligaría a redefinir la naturaleza de la enciclopedia más grande y participativa de la red.