domingo, 25 de enero de 2009

Hábitos saludables con efecto a largo plazo

Si deseas mantener un peso adecuado y además estar sano, debes adoptar hábitos saludables que te permitan lograr resultados a largo plazo:

- Al momento de comer, siéntate siempre a la mesa, especialmente cuando se trata de alimentos muy calóricos. Si has decidido darte un gusto es importante dedicarle el tiempo y el espacio que merece. Porque si comes rápido, al terminar, las ganas de ingerir algo rico seguirán intactas.

- Lleva los platos servidos a la mesa y así será más fácil controlar tus porciones.

- Destina un solo lugar para comer y evita dejar alimentos cerca de la cama o los sillones.

- Las sobremesas prolongadas o las tertulias familiares pueden hacerse tranquilamente sin comidas tentadoras de por medio.

- Muchas veces se retienen líquidos que aparentan ser kilos de más. Para eliminarlos evita los alimentos que suponen un esfuerzo para el hígado, como, por ejemplo, el café y el azúcar incluido en la pastelería y las golosinas. Por el contrario, aumenta el consumo de frutas, verduras, agua y realiza actividad física.

- Puedes recurrir a mezclas de hierbas destinadas a eliminar naturalmente la retención de líquidos, pero antes de adoptarlas consulta con tu médico para descartar posibles causas orgánicas.

- Anota todo lo que comes. De esta manera lograrás tomar conciencia de lo que te llevas a la boca y además podrás planificar comidas más calóricas, que consumirás esporádicamente.

- Cada 15 días evalúa tu peso y lo que comes. Así recordarás con exactitud las medidas adecuadas y evitarás que con el paso de los días una porción se convierta en media.

- Nunca dejes de desayunar. Es una buena manera de quemar calorías desde las primeras horas del día.

- Muévete más. La mejor forma de bajar de peso es incrementar el gasto calórico y para eso basta con salir a caminar todo los días, subir y bajar escaleras o hacer las tareas de la casa con mayor movimiento.

- Jugar con tus hijos también puede ser una excelente forma de quemar calorías. Retoma los patines, la bicicleta y el baile.

- Evita usar el carro para ir a cualquier lado, por ejemplo, al hacer las compras ve caminado y si viajas en autobús bájate dos paradas antes.

- No hace falta aislarte ni obligar a toda la familia a hacer dieta junto a ti.

- Prepara distintas guarniciones para acompañar un plato principal. Por ejemplo, si haces pollo al horno acompáñalo con trocitos de brócoli, ajíes, cebollas y papas para el resto de la familia.

- Cuando decidas disfrutar de un plato de pasta, recuerda que puedes disminuir su contenido calórico si la acompañas con una salsa hecha sin grasas y algunas verduras salteadas con rocío vegetal y gotas de caldo.

- Si vas a tomar helado fuera de su casa elige aquellos elaborados a base de agua y frutas en lugar de los de crema, que tienen el doble de calorías.

Fuente: Trucos para bajar de peso sin hacer dietas y mantenerse sano.

Enero 25, 2009 |  Visita el sitio Wikilearning sobre este tema